foto: Estación Biológica Monte Perdido, Revilla, Spanje